Supertormenta Sandy: ¿El shock del Pueblo?